La principal distinción del cristianismo de todas las demás religiones del mundo es la comprensión del cristianismo del propósito del hombre, su condición, su destino y la intervención de Dios en la creación a través del Dios-hombre Jesucristo. Los detalles del cristianismo se centran en la belleza y las doctrinas empapadas de gracia de la persona de Cristo, su obra y su ascensión, seguidas por el cuidado soberano de Dios para construir un pueblo para sí mismo a través del poder del Espíritu Santo.

Las doctrinas del cristianismo son revolucionarias. El cristianismo alteró la civilización occidental y estableció normas para el hogar, la sociedad y el gobierno que han resultado en progreso, paz y prosperidad. Más importante aún, las doctrinas cristianas, que nos fueron transmitidas por los apóstoles, han sentado un fundamento seguro para el establecimiento y crecimiento de la Iglesia de Cristo (Efesios 2:19-20). Nuestras doctrinas son potentes, “penetrantes hasta dividir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discerniendo los pensamientos y las intenciones del corazón” (Hebreos 4:12). Estas doctrinas son transformadoras. También determinan nuestra identidad. Estas doctrinas nos unen y nos permiten ser lo que somos juntos ante Dios y los hombres.

Como iglesias autónomas dentro del movimiento EFCA, nuestro papel es dar testimonio de lo que Cristo ya ha hecho. Naturalmente, toda institución es producto de lo que cree y representa. Lo que creemos y lo que representamos determina nuestra identidad. El grado de nuestra unidad está determinado por el grado en que nos conectamos con esa identidad. Cualquier detracción de esa identidad socava nuestra unidad. Eso es tan cierto de la Compañía Coca-Cola como lo es de la Iglesia de Cristo. Pero claro, la relación simbiótica entre identidad y unidad es mucho más importante para la iglesia, que representa al Dios inmutable y su verdad inmutable, que a una institución que vende refrescos e innova fórmulas según los caprichos del público.

La acreditación es vital por esta misma razón. La acreditación de todos los líderes del ministerio vocacional de EFCA es importante en varios niveles, pero limitaré mis pensamientos solo a este punto: Nuestra unidad en lo que se refiere a la identidad. La EFCA ejerce un atractivo con su lema: “En lo esencial, unidad. En lo no esencial, la caridad. En todas las cosas, Jesucristo.” Los que están unidos por la fe en Cristo también deben estar unidos en esas mismas verdades que nos unen a Cristo. Asimismo, con Cristo en el centro de nuestras convicciones, debemos permitir amorosa libertad de conciencia a aquellos que comprendan de manera diferente las doctrinas menos esenciales.

Además de ser una postura muy práctica y utilitaria, sabemos que esta es una postura profundamente bíblica (Romanos 14). El proceso de acreditación es crucial porque busca identificar la comprensión y las convicciones del trabajador de la iglesia con respecto a estos elementos esenciales claramente establecidos en la Declaración de Fe de EFCA. La Declaración de Fe es nuestra identidad, la cual genera nuestra unidad como cristianos bajo el estandarte de la Iglesia Evangélica Libre de América. Todos los trabajadores del ministerio vocacional dentro de la EFCA que enseñan las Escrituras deben someterse a la investigación de acreditación.

La acreditación también sirve para examinar las convicciones de un trabajador con respecto a verdades no esenciales o donde existe libertad para opiniones diferentes. Sin embargo, no confunda el término “no esencial” con el significado de no importante. El proceso de acreditación también revisa Estos temas y considera si las convicciones de uno están o no en línea con la ortodoxia y con la política y el espíritu de la EFCA. Nuestra identidad también es centrado en estos temas, aunque en un sentido más amplio.

Considerando que estos asuntos no son esenciales para la fe salvadora, son importantes para la salud de nuestro movimiento y de la iglesia individual. Como señala Joe Rigney, “Estos son necesarios para el crecimiento cristiano; entender mal estas doctrinas no deja a las personas fuera del reino, pero puede enfermarlas y hacerlas incapaces de prosperar” (Cómo sopesar las doctrinas para la unidad cristiana – Coalición por el Evangelio).

También hay temas doctrinales que pueden no ser esenciales para la salud de la iglesia, pero ciertamente son indispensables para la unidad funcional. Rigney señala, mientras explica que hay una gradación dentro del espectro teológico, “Si bien es posible que no considere a los cristianos que difieren de usted como enfermos o insalubres, las consideraciones prácticas necesarias para llevarse bien pueden resultar demasiado onerosas”. El proceso de acreditación examina cuidadosamente incluso estos asuntos para fortalecer nuestra unidad teológica al afirmar nuestra identidad.

La EFCA proporciona un enfoque equilibrado para la acreditación, haciéndola alcanzable tanto para aquellos con altos logros académicos como para aquellos que tienen menos logros académicos. Está diseñado para afirmar el llamado de uno al trabajo vocacional de la iglesia con la EFCA y agregar a la unidad que poseemos al identificarnos con quienes somos en términos de nuestras convicciones teológicas. Dar testimonio de Cristo como líder de la iglesia es un gran llamado que queremos hacer bien, con entusiasmo, en unidad y con frecuencia.

The following two tabs change content below.
Paulo Freire

Paulo Freire

Pastor Paulo Freire has been shepherding the congregation at Hope Church in New Jersey for more than twenty years. He is a native of São Paulo, Brazil, but was raised here in New Jersey. As a graduate of the Moody Bible Institute, Pastor Paulo brings a love for the study and application of the Word of God into the pulpit with him. He lives in Wantage with his wife Lisa. Pastor Paulo and Lisa have three sons, Tyler (attending Reformed Theological Seminary and married to Jeanna), Micah (attending Cedarville University), and Elias, who is still at home and one granddaughter named Maggie. When he is not behind the pulpit at Hope, Pastor Paulo can be found preaching and teaching in other venues, leading the “Abide” college and career group, training pastors through the EFCA Gateway program or working with the district Board of Ministerial Standing and the national board as well or coaching the community soccer team. While he still enjoys touring the NYC sights, Pastor Paulo is thankful to be ministering in the serene rural beauty of Sussex County.
Paulo Freire

Latest posts by Paulo Freire (see all)

Leave a Comment





This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.